Saltar al contenido

Cómo organizar tu vida: 10 hábitos de las personas realmente organizadas

Las personas realmente organizadas no nacen como personas organizadas. Deben cultivar hábitos saludables que luego les ayuden a mantenerse organizados. Estos son los diez hábitos esenciales que utilizan para mantener sus vidas en orden:

1. Escribe las cosas

Todos conocemos a alguien que recuerda cada cumpleaños y envía tarjetas para cada día festivo. No es magia y no usan la memorización. Tratar de recordar cosas no le ayudará a mantenerse organizado. Deberías intentar escribir las cosas

Un bolígrafo y un papel es nuestra forma de recordar cosas externamente, y es mucho más permanente. También puede utilizar una computadora o un teléfono inteligente. Solo complicará aún más su vida al tratar de contener fechas importantes y recordatorios en su cabeza. Anote todo: listas de compras para comestibles, regalos navideños, decoración del hogar y fechas importantes como reuniones y cumpleaños.

Como experimento, intente escribir los nombres de las personas poco después de conocerlas (cuando no están mirando). Apuesto a que recuerdas muchos más nombres de esa manera.

2.Haga horarios y fechas límite

La gente organizada no pierde el tiempo. Reconocen que mantener las cosas organizadas va de la mano con la productividad. Hacen y mantienen horarios para el día y la semana. Hacen plazos y establecen metas. Y lo más importante, ¡y quédate con ellos! De manera similar, al vivir un estilo de vida desordenado, no tendrá el tiempo ni el espacio para cumplir con sus plazos o alcanzar sus metas.Organizado

Como experimento, mire su lista de deseos o cree una. Escriba las cosas que quiere lograr este año o en su vida. Luego, escriba lo que necesita hacer para lograrlos.

3. No pospongas las cosas

Cuanto más espere para hacer algo, más difícil será hacerlo. Si quieres que tu vida sea menos estresante y menos exigente, organízate tan pronto como puedas. Hacer el esfuerzo de hacer las cosas lo antes posible le quitará el peso de hacerlo más tarde.

Como experimento, piense en una cosa que debería organizar en su vida. Escríbelo. Luego, escriba cuándo puede hacerlo y qué necesita para hacerlo. Si puedes hacerlo ahora mismo, ¡hazlo!

4. Dale a todo un hogar

Es fácil perderse si no tienes una casa. Mantener su vida organizada significa mantener sus cosas en su lugar apropiado. Las personas organizadas mantienen el orden almacenando las cosas correctamente y etiquetando los espacios de almacenamiento.

Cree espacios de almacenamiento de fácil acceso para las cosas que usa todo el tiempo y no permita que sus espacios de almacenamiento se abarroten. Sea creativo a la hora de encontrar lugares para las cosas. Además, como GRAN NO: ¡nunca etiquete un espacio de almacenamiento como «misceláneo»!

Como experimento, elija un lugar de su casa que pueda reorganizar. Si hay elementos dispersos, agrúpelos. Una vez que haya ordenado todo, busque o haga un «hogar» para artículos similares, etiquete las «casas» y colóquelas en los lugares adecuados. Por ejemplo, un portavasos para bolígrafos y lápices debe colocarse en un lugar de fácil acceso, pero los materiales para manualidades que se usan con poca frecuencia pueden guardarse fuera de la vista.

5. Ordene regularmente

Encuentre tiempo cada semana para organizarse. Las personas altamente organizadas se aseguran de encontrar tiempo cada semana, o más, para organizar las cosas. Las cosas no se mantienen organizadas por sí solas; debe reorganizarse de forma continua y coherente.

Como experimento, mire su horario y encuentre un momento para organizarse, luego hágalo.

6. Conserve solo lo que necesita

Más cosas significan más desorden. Las personas que viven vidas organizadas solo conservan lo que necesitan y lo que realmente quieren. Tener menos cosas también significa que disfruta más esas cosas y se siente mejor al usar todo lo que posee, en lugar de dejar que la mitad de lo que posee acumule polvo.

¿Alguna vez ha sentido que no tiene el espacio para guardar todas las cosas que posee? En lugar de alquilar una unidad de almacenamiento o comprar una casa más grande, deshazte de algunas cosas.

Como experimento, anote la cantidad de cosas que cree que realmente necesita. Luego, escriba una lista de todas las cosas que posee. Si la cantidad de cosas que realmente posee excede su lista de necesidades ideal, entonces es hora de organizarse.

7. Sepa dónde desechar los artículos

Haga todo lo posible para deshacerse de las cosas Menos cosas significa menos desorden. Done a las tiendas de segunda mano. Vende en Craigslist o eBay. Haz un viaje al centro de reciclaje. Organiza una venta de garaje. Encuentra un lugar para deshacerte de tus cosas.

Como experimento, elija un espacio en su casa para purgar. Revise estantes, cajones y cajas. Todo lo que encuentre que no necesita, déjelo a un lado. Haz un montón de cosas para guardar, que puedas revisar más tarde, y un montón de cosas para descartar ahora. Luego encuentre una manera de patear esas cosas por la puerta inmediatamente.

8. Manténgase alejado de las gangas

Ha eliminado las cosas que no necesita. ¿Los reemplazará cuando vea algo en oferta? En lugar de hacer compras económicas sin planificar con anticipación, anote exactamente lo que necesita y compre solo esos artículos. Las personas organizadas no ceden a la publicidad engañosa. Los artículos en oferta solo producirán más desorden.

Como experimento, vaya a un centro comercial sin dinero. Solo mire todas las cosas en oferta que desearía poder comprar si hubiera traído su billetera o bolso. Si no encuentra nada, entonces bien por usted. Si hiciste una lista, mantén esa lista en algún lugar y mírala dentro de un mes. Si aún lo desea, es seguro comprarlo.

9. Delegar responsabilidades

Una vida realmente organizada no está llena de responsabilidades, reuniones y plazos. De hecho, tiene menos porque las cosas que crean estrés se han organizado lentamente.

Como experimento, mire su lista de tareas pendientes o cree una. Revise la lista y busque una tarea que pueda eliminar de su lista o dársela a otra persona. Ahora siente que el estrés de tener que hacerlo desaparece.

10. Trabaja duro

Esfuérzate un poco. De hecho, haz un gran esfuerzo cuando sea necesario. Una vez que haya delegado responsabilidades y haya elaborado un horario, podrá organizar lo que tiene que hacer y cuándo puede hacerlo. Mantenerse organizado no es tan fácil. Requiere que trabaje duro con el reconocimiento de que cuando trabaja más duro, puede disfrutar de su vida hogareña sin desorden más adelante.

Como experimento, trabaja más duro cuando tengas ganas de rendirte hoy.