Saltar al contenido

El verdadero costo de una mala contratación en su negocio de limpieza residencial

Casi todas las empresas de limpieza residencial cometerán un error de contratación al menos una vez. Desafortunadamente, una mala contratación puede ser más que un simple dolor de cabeza, puede afectar dramáticamente su negocio. Afortunadamente, existen estrategias que puede comenzar a usar ahora para ayudarlo a tomar mejores decisiones de contratación.

Pero primero, es importante comprender que hay varias razones por las que alguien puede no ser el candidato ideal para su empresa. Una mala contratación no es necesariamente una mala persona .

 

¿Malas decisiones de contratación?
¿Malas decisiones de contratación?

 

Aquí hay 5 razones por las que los empleadores a menudo caen en la trampa de tomar una mala decisión de contratación:

1. Necesitaba a alguien ahora.
Cuando tiene poco personal, quiere cubrir un puesto lo más rápido posible. Sus técnicos de limpieza trabajan duro y es injusto esperar que tomen el relevo durante mucho tiempo. Desafortunadamente, apresurarse a contratar puede causar problemas importantes. Si la contratación rápida no es adecuada, capacitarlos puede ejercer presión sobre sus empleados. Casi siempre es mejor esperar un poco más para encontrar a alguien que pueda comenzar a hacer su propio peso de inmediato.

2. Le debía un favor a alguien.
Su amigo o familiar llama pidiendo ayuda para encontrar un trabajo de medio tiempo para su sobrino / hija / primo / amigo / vecino. Lo correcto es contratarlos, ¿verdad? Es genial contratar a alguien recomendado por alguien que conoces y en quien confías. Pero también es importante asegurarse de contratar a esta persona si no recibió una referencia. Proteja su negocio; realice una entrevista para confirmar que la persona es alguien en quien puede confiar.

3. No había nadie más.
Con demasiada frecuencia, los propietarios de las empresas de limpieza se conforman con un empleado porque simplemente no había ningún otro solicitante calificado. No tenga miedo de comunicarse con profesionales calificados que no se postularon. De hecho, si está en un restaurante o tienda minorista y recibió un excelente servicio de un empleado alegre y trabajador, entréguele su tarjeta de presentación y hágale saber que tiene vacantes para alguien con su ética de trabajo y buena actitud. ¡Te sorprenderá lo bien que funciona!

4. Parecían geniales en la entrevista.
Cuando sale de una entrevista con un buen sentimiento acerca de un candidato, es tentador ofrecerle un trabajo de inmediato. Algunas personas se ven bien en las entrevistas de trabajo porque serían un activo genuino para su equipo; otros tienen la habilidad de decir (pero no hacer ) las cosas correctas. Haga su debida diligencia antes de hacer una oferta. Recomendamos una segunda entrevista con un gerente o supervisor del personal, una verificación de antecedentes y una llamada rápida para verificar cualquier información sobre la que puedan haber mentido en su solicitud o currículum.

5. Teníamos expectativas diferentes.
El mundo de la limpieza residencial no siempre es glamoroso. Y aunque no quiere asustar a la gente con la descripción de su puesto de trabajo, debe ser claro y honesto acerca de las expectativas que tiene para su equipo. Una descripción clara del trabajo es una de las mejores herramientas que puede crear para descartar posibles malas contrataciones.

 

Aquí hay una estadística aterradora: aproximadamente el 80% de la facturación de una empresa es el resultado de una mala contratación, según el Dr. Gary Kustis , psicólogo industrial y consultor de gestión que se especializa en procesos de contratación y contratación.

Una mala contratación no solo afecta al supervisor directo de ese empleado. También pone un estrés adicional en sus otros empleados. Ya sea que deban capacitar repetidamente al empleado incorrecto o corregir sus errores, los miembros confiables de su equipo sentirán la carga adicional.

Y eso puede resultar en relaciones tensas entre usted y sus empleados estrella. También puede conducir a problemas (incluyendo cancelaciones costosas) con clientes de larga data que han venido a disfrutar de trabajar con su por lo general gran equipo.

Probablemente no consiga contratar bien todas las veces. Es posible que ya hayas hecho algunas malas contrataciones. Eso no significa que no pueda mejorar sus procesos para mejorar sus decisiones de contratación en el futuro.

 

Cómo mejorar sus posibilidades de hacer BUENAS contrataciones

Reflexione sobre errores anteriores: recuerde a los empleados anteriores que no estuvieron a la altura de sus expectativas. Si puede identificar un problema específico, puede tomar medidas para evitar contratar a otro empleado que pueda causar el mismo problema.

Acepte solicitudes cuando no tenga vacantes: muchas empresas de limpieza solo solicitan candidatos cuando necesitan contratar a alguien. Esto puede hacer que se pierda algunos miembros del equipo realmente geniales.

Déle una oportunidad a todos los solicitantes: de manera similar, no descarte a los solicitantes sin experiencia que, de lo contrario, serían adecuados para su empresa. Puedes enseñarle a alguien a limpiar. Te resultará difícil enseñarle a alguien cómo ser confiable, digno de confianza y eficiente.

Manténgase en contacto durante todo el proceso: muchos solicitantes pierden interés en un puesto cuando no tienen noticias suyas. A veces, las cosas se mueven lentamente. Si está interesado en un candidato, pero no lo contratará hasta dentro de una semana o dos, avísele. Proporcione toda la información que pueda; las personas aprecian la comunicación abierta.

Comuníquese con las personas empleadas: muchos propietarios de empresas de limpieza publican un anuncio de trabajo y esperan a que los solicitantes vengan a ellos. A veces, tendrá más suerte si se comunica con los solicitantes de empleo pasivos que pueden estar interesados ​​en su empresa pero que ya tienen un trabajo que disfrutan (consulte el n. ° 3 anterior).

Tenga un proceso de incorporación completo: cuando decida que desea que un solicitante se una a su equipo, ¿qué sigue? Un proceso claro de incorporación y orientación puede evitar que falte información y garantizar que las expectativas de su nuevo empleado se alineen con las suyas antes de que formen parte oficialmente del equipo.

No tenga miedo de obtener ayuda externa: considere trabajar con un reclutador o una agencia de empleo. Estos servicios le costarán un poco de dinero extra, puede valer la pena para evitar las trampas de hacer una mala contratación.

Tome notas sólidas durante las entrevistas: si ha tenido una serie de malas entrevistas, alguien con una entrevista mediocre puede parecer un faro de esperanza. Asegúrese de tomar notas durante todas sus entrevistas para que pueda recordar correctamente a cada persona. ¿Este solicitante sería un activo para mi equipo? ¿O simplemente eran mejores que la persona que entrevisté antes que ellos? Asegúrese de buscar las habilidades que necesita durante las entrevistas.

Sea claro acerca de sus expectativas: sabe lo que su empresa necesita para seguir creciendo, pero es probable que sus solicitantes no. Durante cada etapa del proceso de contratación, asegúrese de explicar claramente lo que necesita y lo que espera de su equipo.

Contratar nuevos empleados para su negocio es una tarea difícil, pero necesaria. Asegúrese de hacer todo lo posible para evitar una mala contratación.